Sector Industrial en México

Sector automotriz 'apalanca' recuperación en Norteamérica

13/08/2020

En junio de 2020, la producción automotriz mostró señales vida tras la irrupción de la pandemia de coronavirus COVID-19 pues, en los Estados Unidos, el ensamblado de vehículos registró un alza anual de 8.4%, una recuperación significativa desde el 0.1% de abril, su punto más bajo en lo que va del año.

Datos desestacionalizados de la Reserva Federal de los EU mostraron que este incremento fue impulsado en su mayoría por el armado de camiones ligeros, con un 6.5% de crecimiento a tasa anual, superando incluso el 5.1% de marzo pasado.

En este artículo revisamos estos y otros datos actuales de la industria automotor, y cómo la reconfiguración de las cadenas de suministro podría detonar la venta de terrenos industriales en México, debido a la llegada de más inversiones de parte de armadoras y proveedores de componentes y sistemas automotrices.

Reencienden motores

Además del armado de vehículos, el reporte de la Reserva Federal resaltó que la producción manufacturera total creció 7.2% a tasa mensual en junio, con todas sus industrias registrando aumentos. El dato importante: la mayor ganancia (105%) se registró en la producción de vehículos automotores y componentes.

Si bien estos resultados aún están 11% y 25% respectivamente por debajo de niveles de febrero –cuando comenzaron los cierres técnicos para prevenir contagios–, en ellos se aprecia que la manufactura en el vecino del norte poco a poco recupera capacidad productiva.

Por otro lado, el Reporte mensual de la industria automotriz de vehículos ligeros publicado por el INEGI mostró que la exportación de unidades terminadas repuntó en julio, al registrar una baja de sólo 5.7%, luego de 4 meses consecutivos con caídas a doble dígito (la más fuerte ocurrió en abril y llegó al -90%).

Así, y aunque varios analistas pronostican una caída de 20 a 25% en la venta de vehículos en los EU (de 17 a 12.8 millones de unidades), el restablecimiento de los canales de producción y exportación impulsa a la industria automotriz mexicana, ya que el país vecino es nuestro principal destino de autopartes y unidades terminadas.

Repensando la cadena de valor automotriz

Hoy en día, se estima que los principales fabricantes de automóviles (OEM) se abastecen con un 30 a 60% de partes y componentes chinos, incluyendo módulos y subsistemas.

Sin embargo, y al quedar expuesta por la crisis sanitaria, la vulnerabilidad de la producción global está llevando a las armadoras a reorganizar su modelo de negocio, a fin de resistir la volatilidad en la oferta y la demanda que se espera en los próximos meses y años.

Ante esto, un análisis de Counterpoint señaló que, dentro de cualquier estrategia de regionalización de las cadenas de suministro automotriz –ya sea trasladando parte de la producción a países cercanos al mercado objetivo (nearshoring) o a través de redes de abastecimiento más cortas y diversificadas–, se deben considerar los siguientes puntos:

  • Costos a corto plazo. La inversión en tierra para instalar una planta o filial, así como gastos operativos recurrentes pueden ser sustanciales, pero costos laborales más altos hacen que el offshoring pierda atractivo económico.
  • Personal calificado. La habilidad de reclutar talento humano con las habilidades, conocimientos y experiencia necesarias reduce los tiempos y costos de entrenamiento, transferencia tecnológica y cumplimiento de estándares de calidad.
  • Plazos de entrega. Una logística regional podría implicar costos iniciales más altos que fuentes offshoring, pero la eficiencia de las redes de transporte, almacenaje y distribución podría compensarlos.
  • Seguridad y resiliencia. La elección del sitio y la región correcta para invertir puede fortalecer la cadena de valor para que sea menos propensa a interrupciones por eventos naturales o sociales como terremotos, inundaciones o conflictos laborales o políticos.
  • Políticas de fomento. Los incentivos gubernamentales para el acceso a capitales, inversión extranjera directa y porcentajes de contenido regional para obtener preferencia arancelaria.
  • Mayor capacidad de respuesta y especialización. Trabajar con proveedores regionales reduce las brechas asociadas con las diferencias de horarios, idiomas y culturas, lo que incrementa la colaboración para innovar y personalizar soluciones de proveeduría avanzada.

En conjunto, estas ventajas han hecho que incluso OEM chinas como Changan, BYD y JAC Motors estén planeando producir en el país tan pronto como en un año, a fin de aprovechar el nearshoring en México y el nuevo tratado de libre comercio de Norteamérica (T-MEC), de acuerdo con la Industria Nacional de Autopartes (INA).

En Frontier Industrial ofrecemos venta de terrenos industriales dentro de nuestros parques ubicados en los corredores logísticos y de manufactura más importantes del país, así como proyectos a la medida (Build to Suit).

Háblanos de tu proyecto