Sector Industrial en México

Así impacta el COVID-19 el suministro del sector farmacéutico

23/04/2020

Para la fecha de publicación de este texto, la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19 ya superó los dos millones de contagios y se ha esparcido a casi todo el mundo. Así, la presión sobre los sistemas de salud afecta también a todos los eslabones de su cadena de suministro, particularmente en el sector farmacéutico.

En este artículo revisamos los retos logísticos y de manufactura que enfrenta esta industria, y cómo esta crisis representa al mismo tiempo una oportunidad para el surgimiento de México como proveedor mundial de medicamentos y equipo médico, aprovechando la fortaleza de su cluster de fabricación de dispositivos médicos ubicado en la frontera con los Estados Unidos.

 

Escasez y preocupación

Actualmente, la industria de fabricación medicamentos recae en dos actores principales: China e India.

En el caso del gigante asiático, el flujo de suministros médicos se desplomó drásticamente desde finales de enero, cuando tuvo que implementar cierres masivos de sus fábricas y centros de distribución para contener la propagación del virus.

¿Cuál fue la extensión del daño? Con base en datos de GobalData, la revista Pharmaceutical Technology estimó que hay 57 diferentes tipos de medicinas cuya fabricación mundial estaría en riesgo, debido a las restricciones en producción y exportación de principios farmacéuticos activos (API en inglés) desde China.

Esto incluye desde suplementos de calcio hasta medicamentos contra el VIH, además de que impactará a farmacéuticas de todo tamaño, desde las medianas y especializadas hasta las grandes marcas como Pfizer, Johnson & Johnson y Novartis.

Por su parte, India, que produce un 20% del volumen mundial de medicamentos genéricos, fue el país que más resintió esta baja en los suministros, pues se estima que importa casi el 70% de sus API desde China.

Ante esto, el país de Asia del sur prohibió por más de un mes las exportaciones de 26 de sus API, respiradores y otros equipos de pruebas médicas, bloqueo que representó casi un 10% de exportaciones del sector.

Aunque China ha recuperado poco a poco la producción de ingredientes y otros materiales, algunas farmacéuticas indias tienen su principal fuente de suministros en Hubei, provincia china donde surgió el brote y que no ha reabierto completamente, por lo que deberán encontrar otros proveedores rápidamente.

En tanto, en su monitoreo de la cadena de suministro global, la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) de los EU ha advertido que unos 20 medicamentos podrían estar en riesgo de escasez, aunque se ha reservado los nombres para evitar el pánico generalizado y las compras de acaparamiento.

 

Diverfisicación = mayor resiliencia

Amén de lo que pueda pasar con una potencial vacuna del SARS-CoV-2 –que actualmente se está desarrollando en decenas de laboratorios alrededor del mundo–, la interrupción de las cadenas de suministro farmacéuticas plantea la urgente necesidad de la diversificación, no solo para paliar los efectos de la crisis actual sino para evitar un colapso futuro.

Y es que tener a la mayoría de proveedores “en una sola canasta”, como EU con China e India acaparando el 80% de sus API, no es sustentable.

Sin embargo, reubicar por completo la producción desde el extranjero toma tiempo y una gran inversión a corto plazo, tanto para acondicionar la infraestructura productiva como para conseguir más proveedores que refuercen el abastecimiento de materias primas.

Algo así ocurrió durante el Huracán María, que devastó Puerto Rico en 2017 y que representó grandes problemas para que Baxter, principal proveedor de soluciones salinas de los EU, pudiera retomar producción, por lo que otra empresa, B. Braun, tuvo que invertir fuertemente para cubrir este hueco.

Por eso, el experto en compras, Michael J. Alkire, señaló a Supply Chain Dive que contar con socios de manufactura en regiones cercanas (nearshoring) puede ayudar a volver redundantes las cadenas de producción y distribución.

 

Tijuana: puerto médico de calidad mundial

Recientemente, Oxford Business Group destacó la capacidad de producción de México, tanto en el sector farmacéutico como en el de dispositivos médicos,

Así, apuntó que, una vez superada la crisis del COVID-19, nuestro país podría estar en una “situación ventajosa para convertirse en el principal proveedor de dichos productos a los EU”, compitiendo con China en el largo plazo.

Por su acceso a fuentes de energía y mano de obra calificada, aunado a precios estables en renta de naves industriales y compra de terrenos, y una situación logística favorable –a unos minutos de la franja fronteriza–, la zona de Tijuana (Baja California) puede generar un gran interés de farmacéuticas que quieran establecer sus centros de producción, señaló la consultora de negocios.

No por nada, la ciudad alberga hoy la mayor concentración en México de fabricantes de equipo quirúrgico, catéteres, partes de marcapasos, dispositivos ortopédicos, desfibriladores y otros productos. Además, según datos de Tijuana EDC, el 70% de estas compañías son de origen estadounidense.

Ante esta coyuntura, un reporte de Colliers de finales de 2019 señaló que, dentro del mercado industrial tijuanense, una de las zonas con mayor inventario de naves industriales calidad Clase A es La Presa, donde se ubica el parque Thomas Alva Edison (TAE) de Frontier Industrial.

Este parque industrial en Tijuana cuenta con servicios Premium, así como una infraestructura logística, carretera y de telecomunicaciones, ideal para cubrir las necesidades de plantas o fábricas de insumos y dispositivos médicos.

Agenda una visita al parque