Sector Industrial en México

Industria automotriz en México: ¿en estado crítico o en recuperación?

4/01/2022

Durante 2021, la industria automotriz en México vivió uno de sus años más complicados, siguiendo al 2020 que quizá fue el más turbulento de su historia. Por eso, en 2022 el sector se prepara para consolidar la cadena de suministro regional, así como para seguir impulsando la economía local y la atracción de inversiones.

Conoce los pronósticos de cierre de año y crecimiento a futuro en la manufactura de autos y componentes de acuerdo con la firma de consultoría Deloitte, así como con datos de organizaciones sectoriales como la Industria Nacional de Autopartes (INA) y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

2021 en autos y autopartes

Con información a septiembre pasado, Deloitte proyectó un producto interno bruto para el sector (PIB automotriz) del 18%, con un pronóstico de producción de 3.28 millones de vehículos (un 8.3% de crecimiento anual).

Sin embargo, datos oficiales de enero a diciembre del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señalaron que la producción total de vehículos ligeros fue de 2 millones 979 mil 276 unidades, un 2% menor a las poco más de 3 millones de unidades de 2020.

En el sector de camiones pesados, la producción total de 2021 fue de 166,377 unidades, siendo la gran mayoría camiones de carga (97.9%) y el resto, de pasajeros. Cabe mencionar que, en diciembre, esta industria rompió récords históricos de ventas y exportaciones.

Como en años pasados, el principal destino de las exportaciones fueron los Estados Unidos con un 76.5% de automóviles y camiones ligeros y 94.1% en vehículos pesados.

En cuanto a la venta al público, el pronóstico de la firma se acercó mucho a los datos de INEGI-AMIA, quienes confirmaron un total de 1.01 millones de unidades comercializadas el año pasado, un incremento del 6.8% con respecto a 2020.

INEGI-venta-vehiculos-ligeros-2021

Cabe señalar que 2021 estuvo definido por la escasez de semiconductores, situación que afectó en mayor medida la producción de vehículos y camiones ligeros. Sin embargo, el presidente de INA, Alberto Bustamante, comentó a Modern Machine Shop que la proveeduría se empezó a recuperar a finales del año pasado.

Recordemos que los semiconductores son componentes claves de los chips que utilizan varios sistemas de los vehículos, como seguridad, navegación y entretenimiento.

En cuanto al tema de autopartes, en diciembre el propio Bustamante pronosticó que este sector cerraría 2021 con una producción cercana a los 94,000 millones de dólares (mdd), un 19% más comparado con 2020 y cerca de lograr los niveles pre pandemia (98 mil mdd en 2019).

Retos y oportunidades en 2022 para el sector automotor

Hoy en día, México se mantiene como el quinto productor de autopartes a nivel mundial y principal proveedor de los EUA. Además, la gran mayoría de las unidades ensambladas van dirigidas al mercado estadounidense, cuya economía y consumo siguen reactivándose e impulsando a la industria automotriz mexicana en su recuperación.

Sin embargo, la inflación y su tendencia al alza siguen siendo un tema preocupante para la AMIA y sus socios, quienes trabajan en mitigar sus efectos tanto en las armadoras como en la cadena de suministro, y desde luego, en los consumidores.

Por otro lado, y pese a las diferencias de criterio en el aumento al contenido regional para automóviles producidos en Norteamérica –tal y como lo establecen las reglas de origen del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC)–, nuestro país se está beneficiando con un mayor flujo de capitales extranjeros hacia la manufactura de autopartes.

La inversión extranjera directa (IED) del sector ascendió a 2 mil 435 mdd de enero a septiembre, una expansión del 88.4% comparado con el mismo periodo de 2020.

Así, se proyecta la llegada de aún más fabricantes de origen asiático, quienes buscan aprovechar las ventajas del nearshoring en México (relocalización de la producción al país más cercano al mercado de consumo, en este caso los Estados Unidos).

“México ha comenzado la fase de sustitución de importaciones de Asia para fortalecer la cadena de suministro automotriz de América del Norte”, apuntó el líder de INA para El Economista.

Ante una eventual recuperación y expansión de la industria, la oferta de inmuebles para alojar proveedores de autopartes y de manufactura ligera, así como la venta de terrenos industriales para establecer fabricas más grandes, se mantiene con buenos niveles de absorción y disponibilidad en mercados como Bajío y Tijuana, donde se encuentran los clústeres automotrices más importantes de México.

“Sigue siendo fundamental apostar por estrategias de suministro cada vez más eficientes y diversificadas”, señaló Manuel Nieblas, líder de Productos Industriales y Manufactura en Deloitte.

En Frontier Industrial respaldamos la formación de cadenas de suministro resilientes en los sectores más importantes de la economía nacional y regional. Por eso, nuestro portafolio ofrece renta de naves industriales, venta de tierra y proyectos Build-to-Suit dentro de nuestros parques, con vigilancia 24/7 y convenios con agencias locales de seguridad pública.

Háblanos de tu proyecto

Foto de portada: BMW.