Tendencias del Real Estate Industrial

3 lecciones en la cadena de valor por el COVID-19

26/05/2020

Analistas económicos y expertos en negocios internacionales han seguido de cerca la cadena de sucesos que derivaron en la profunda crisis que vivimos en esta época del COVID-19. En particular, el quiebre sin precedentes de la cadena de suministro global ha sido un golpe muy difícil de asimilar.

Por eso, cuando hablamos del ascenso de México en el índice de importaciones a los Estados Unidos, más que centrarse en los problemas de China, la discusión sobre este tipo de eventos “extraordinarios” radica en los impactos cada vez más frecuentes y profundos en la cadena de valor, que cuestionan las nociones comunes de costo-rentabilidad y manejo de riesgos.

En este artículo revisamos 3 lecciones preliminares de la pandemia de coronavirus recogidas por la revista Supply Chain Dive y enfocadas en reforzar –y en algunos casos reconfigurar– la maltrecha cadena de suministro.

1. Almacenaje: del “justo a tiempo” al “por si acaso”

En el corto plazo, transportistas y agentes de carga estarán buscando asociaciones estratégicas que más que optimizar sus tiempos de embarque (just-in-time), les permitan ampliar sus capacidades de almacenaje.

Y es que, en palabras de Griffith Lynch, director general de la autoridad portuaria del estado de Georgia, Estados Unidos, el mundo logístico pasó de la noche a la mañana del “justo a tiempo” al “por si acaso” pues, antes las cancelaciones masivas de embarques, algunos operadores incluso tuvieron que solicitar almacenaje gratuito en puertos y aduanas.

Hablando del vecino del norte, las naves industriales, centros de distribución y otros inmuebles disponibles están siendo absorbidos por clientes de comercio electrónico, quienes han visto un pico de ventas por la pandemia.

Esta tendencia también se podría ver reflejada en nuestro lado de la frontera, ya que el incremento del inventario local podría elevar la demanda de espacio para retail en los parques industriales en México.

Y en el largo plazo, aquellos minoristas con mejor estructura de e-commerce “podrán énfasis en una estrategia omni-channel más flexible”, apuntó el consultor Emilio Doporto a Inmobiliare.

2. Balance embarques-entregas

Luego de la crisis de espacio sobrevino la de contenedores, que quedaron varados por el cierre de plantas y la cancelación de actividades logísticas en China durante febrero y marzo.

Sin embargo, algunos operadores pudieron solventar la situación al utilizar mega buques en tareas de evacuación de contenedores vacíos.

Así, el énfasis ahora está en evitar posibles “cuellos de botella” en el flujo de mercancías por la reapertura de los centros comerciales.

Para manejar el posible exceso de carga en puertos y aduanas, la tecnología de gestión de embarques en la nube –como la que implementaron en los puertos de Los Ángeles– podría agilizar los procesos de aprovisionamiento y dar certidumbre a las operaciones de entrega.

3. China + 1

En cuanto a la diversificación de proveedores y la desinversión en China, los analistas concuerdan en que no se prevé una reubicación total de la producción en territorio estadounidense (reshoring), pues el COVID-19 demostró de forma contundente las desventajas de mover toda la carga desde un mismo punto.

Así, poco a poco comienza a cobrar mayor relevancia el llamado “enfoque China+1”, estrategia que busca reforzar la cadena de valor con uno o dos proveedores de países cercanos (nearshoring), sobre todo en el caso de insumos médicos, componentes de defensa y otras manufacturas consideradas esenciales para la seguridad nacional.

En ese sentido, el inicio del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) será un factor clave para cualquier “decisión +1 o +2”, particularmente en temas de facilitación al comercio y manifiestos electrónicos de carga que tendrán estatus legal en toda la zona.

A esto se agregan los desencuentros post-COVID-19 entre EU y China, y que podrían dar al traste con el acuerdo de Fase 1 alcanzado entre las super potencias a finales de 2019.

Con todo, los operadores logísticos deberán tomar en cuenta que la eficiencia total de costos podría ser cosa del pasado.

Estos 3 acercamientos a la “nueva normalidad” de la cadena de suministro ponen el foco en la demanda fluctuante de espacio en los centros de logística internacional, que busca aumentar la resiliencia y mitigar los riesgos en futuras crisis. Algo que, sin duda, deberá tener seguimiento puntual por parte de desarrolladores e inversionistas inmobiliarios.

En Frontier Industrial apoyamos los procesos de crecimiento de nuestros clientes. Por eso, nuestro portafolio de parques industriales en México está ubicado en los corredores logísticos y de manufactura más importantes del país. Conócelo.

Ir al portafolio