Economía en México

México y EU van por cadena de suministro bilateral

2/11/2021

Como parte del relanzamiento del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) México-Estados Unidos, los gobiernos de ambos países empiezan a dar pasos para favorecer la integración como promover las inversiones en el sureste del país, o la capacitación en tecnologías avanzadas en el norte.

Conoce los detalles de este importante mecanismo, que plantea un nuevo capítulo en la relación de estos “socios dinámicos” ante la recuperación post-pandemia y otros retos a futuro.

Cooperación bilateral en cadenas de suministro

Con la reactivación del DEAN, México y EUA se comprometieron a crear un Grupo de Trabajo Bilateral en Cadenas de Suministro a fin de “coordinar las oportunidades y perspectivas para establecer nuevas cadenas de suministro, mejorar las existentes y eliminar sus vulnerabilidades”.

Asimismo, se buscará incrementar la competitividad, atraer líneas de producción de otras regiones en el mundo, mejorar la infraestructura (marítima y carretera) para agilizar flujos comerciales transfronterizos, y transitar hacia una gestión compartida de la frontera.

Los cuatro pilares centrales del DEAN y sus objetivos generales son: 

Pilar 1. Reconstruir juntos

OBJETIVO: Mejorar del ambiente empresarial regional, fortalecer la resiliencia de las cadenas de suministro bilaterales y contar con procesos de facilitación comercial que permitan el cruce seguro y expedito de mercancías.

Pilar 2. Promover el desarrollo económico y social sustentable en el sur de México y Centroamérica

OBJETIVO: Crear empleos y oportunidades a corto, mediano y largo plazo en El Salvador, Honduras, Guatemala y el sur de México, aumentando su potencial comercial y estimulando la inversión.

Pilar 3. Asegurar las herramientas para la prosperidad futura

OBJETIVO: Fomentar la compatibilidad regulatoria y la mitigación de riesgos para mejorar el flujo de datos transfronterizos (por ejemplo, con acciones conjuntas de ciberseguridad).

Pilar 4. Invertir en nuestros pueblos

OBJETIVO: Formar una fuerza laboral más inclusiva, mejor educada, más competitiva y mejor capacitada.

“México y EU consultarán regularmente con el sector privado, la sociedad civil, la academia y otras organizaciones no gubernamentales para contribuir a que el DEAN fomente un diálogo abierto, que valore puntos de vista inclusivos y diversos, al tiempo que asegure la transparencia en la toma de decisiones”, señala el marco conceptual del mecanismo.

El DEAN se lanzó originalmente en 2013 durante los gobiernos de Barack Obama y Enrique Peña Nieto, con sesiones anuales y acuerdos que se implementaban a través de grupos técnicos de dependencias como la Secretaría de Economía (SE), de Relaciones Exteriores (SRE) y de Hacienda, junto con sus homólogas estadounidenses. Sin embargo, este mecanismo fue suspendido durante toda la presidencia de Donald Trump.

Profundizar la integración: primeros pasos

Desde el anuncio de reactivación del DEAN del 9 de septiembre pasado, el gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador ha mantenido en el discurso (y en la agenda) la renovada cooperación bilateral. Y algunos eventos recientes (y futuros) así lo demuestran.

En primer lugar, el 8 de octubre tuvo a lugar la primera reunión oficial del DEAN con la visita del secretario de Estado de los EU, Antony Blinken. En ella se dio carpetazo (luego de 13 años) a la llamada Iniciativa Mérida de combate antidrogas, que será reemplazada por un “nuevo enfoque integral de cooperación en seguridad", dijo el funcionario estadounidense.

Luego, el 20 de octubre se reunieron gobernadores del sur-sureste con el embajador de EUA en México, Ken Salazar. Allí, la secretaria de Economía Tatiana Clouthier anunció que se está alistando un plan de acción e inversiones por 25 mil millones de dólares (mdd) entre el 2022 y el 2024 para detonar el crecimiento económico en esta zona del país.

En las negociaciones de este plan se ha involucrado a la American Chamber of Commerce (AmCham) y a empresas del sector agropecuario, servicios y tecnología.

En el tema de la cadena de suministro de semiconductores, Clouthier informó que para la próxima reunión del DEAN (con fecha del 9 de noviembre) México propondrá a EUA producir obleas para chips. Conocidas como wafers en inglés, las obleas son un componente clave para la producción de semiconductores relacionados a la industria automotriz, pero cuyo abasto se complicó por los nudos logísticos que dejó el cierre de puertos en China.

Esto también implicaría –apuntó la secretaria– un plan de capacitación de personal en clústeres como Ciudad Juárez y Tijuana, donde ya se tiene una orientación hacia el sector.

Y hablando de la zona norte, el titular de la SRE Marcelo Ebrard anunció la reapertura fronteriza a los cruces terrestres y aéreos a partir del próximo 8 de noviembre, fruto tanto de las campañas de vacunación como del trabajo diplomático y el acercamiento del DEAN.

“La cercanía que tenemos en este momento con los Estados Unidos en estas materias, que tienen que ver con millones de personas, que son nuestras prioridades, es una cercanía que no se veía hace muchos años”, señaló el canciller.

En palabras de Roberto Velasco Álvarez, jefe de la Unidad para América del Norte de la SRE, se prevé que esteesfuerzo coordinado y complementario de producción profundice la integración económica y sirva de palanca para seguir atrayendo inversiones a la región.

En Frontier Industrial estamos al tanto de las necesidades de los sectores productivos tales como el automotriz y maquila. Contamos con ubicaciones estratégicas ya sea para venta de terrenos industriales como para proyectos Build to Suit, desarrollados para empresas globales que quieren establecerse en Norteamérica.

Háblanos de tu proyecto

Foto de portada: USEmbassyMEX (Flickr).