Sector Industrial en México

4 tendencias disruptivas de la cadena de suministro automotriz mexicana en 2020

29/12/2020

2020 está por terminar y los analistas esperan que los sectores productivos del país continúen con la tendencia de recuperación, después de sortear las vicisitudes del presente año como la pandemia y el paro de las cadenas de suministro global. Y dentro de los sectores productivos, la manufactura de exportación destaca en el panorama industrial, siendo el sector automotriz quizá el más importante para México.

En este artículo revisamos las tendencias disruptivas que impactaron y seguirán teniendo influencia en los fabricantes mexicanos de autopartes y componentes, según lo expuesto por Salomón Noble, CEO de Intermex, en entrevista con GlobalAutoIndustry.com.

Junto a estos cambios también revisamos las oportunidades que el reajuste de la cadena global automotriz representa para la venta de terrenos industriales y otros esquemas de inversión en inmobiliario industrial en territorio mexicano.

De la globalización a la regionalización

1. Del TLCAN al T-MEC

2020 arrancó con la renovación del TLCAN, ahora Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), que da seguimiento y consolida la mega región productiva de América del Norte. De hecho, hablamos de la segunda economía del planeta ya que genera el equivalente al 18.3% del PIB mundial (26 billones de dólares en 2019, según datos de la Secretaría de Economía).

En particular, se prevé que el aumento a los valores de contenido regional del sector automotriz dispuestos por el T-MEC motive a las armadoras y proveedores Tier 1 y Tier 2 instaladas en la zona a desarrollar la cadena de proveeduría, a fin de lograr la tan esperada sustitución de importaciones chinas.

Así, con el T-MEC se crean oportunidades de proveeduría estratégica regional, ya que, en palabras de Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), “México no tiene competencia en la región”.

2. Del offshoring al nearshoring

La pandemia de COVID-19 y las tensiones comerciales entre China y EU fueron el combustible que mantuvo encendida la tendencia de relocalizar las fuentes de suministro de ultramar (offshoring, principalmente en países asiáticos de bajo costo) y optar por cadenas de proveeduría más cortas (principalmente a través del nearshoring o producción en países vecinos).

Así, una de las estrategias que más fuerza tuvo durante 2020 fue el nearshoring en México, considerando las ventajas estratégicas que ofrece nuestro país en términos de costos reducidos de producción, fuerza laboral amplia y calificada y redes logísticas de calidad.

<< Nearshoring en México: 4 factores de inversión >>

Noble también destacó que, aún con una potencial reducción de las tensiones geopolíticas por el triunfo en la elección presidencial del demócrata Joe Biden, se prevé que los aranceles entre China y EU sigan siendo altos.

3. Del ‘just in time’ al ‘just in case’

Volviendo al panorama que dejó la pandemia para la cadena automotriz global, las armadoras se dieron cuenta de que, si bien el offshoring en China ofrecía ventajas en costos, éstas se perdían cuando los embarques no cumplían con entregas a tiempo (“just in time”).

Por eso, se prevé el ajuste a un modelo “just in case”, es decir, dejar atrás la dependencia de un solo país proveedor para crear una red de múltiples fuentes, ya sea mediante estrategias de inversión como “China + 1” o el nearshoring en México.

Para ello, se deberán fortalecer también las plataformas de ventas a través del comercio electrónico, las relaciones B2B y los inventarios gestionados por vendedores.

4. Electrificación de vehículos

La cuarta y última tendencia en la cadena de suministro automotriz mexicana tiene que ver con una masificación en la producción de componentes para autos eléctricos, como son los arneses y cables de señales y alto voltaje.

Y vaya que este tema es relevante ya que se estima que, para producir sus vehículos, los EU actualmente importan de México el 70% de estos arneses y cables que forman la red eléctrica de cada unidad.

Recomendaciones de un proveedor mundial

Para cerrar, los proveedores automotrices mexicanos que quieran aprovechar estas tendencias deben dirigir sus esfuerzos para posicionarse como la mejor alternativa en la cadena de valor global.

Por eso, a continuación compartimos los consejos que Carlos Gómez, director de Compras-SQM de Continental, que presentó en un webinar reciente de Mexico Now: 

1. Seguir gestionando adecuadamente la situación de la pandemia de COVID-19, al cumplir con la normatividad de seguridad sanitaria para evitar paros de producción.
2. Enfocarse en la calidad. Pese a que los proveedores mexicanos de autopartes han demostrado su competitividad, la industria nacional en su conjunto debe seguir apuntando a altos estándares.
3. Innovar en tecnologías. Las armadoras deben seguir impulsando departamentos de investigación y desarrollo que generen componentes más eficientes y sustentables, especialmente para vehículos eléctricos.
4. Asociarse con compañías extranjeras. Al instalar plantas satélite o subsidiarias (ya sea que las trasladen desde China o de otros países), los proveedores automotrices y armadoras con presencia en México pueden diversificar su portafolio de productos y apalancar las ventajas del nearshoring en México, la transferencia tecnológica y mayor liquidez.

¿Pero por qué es tan importante impulsar la competitividad de la cadena de suministro automotriz mexicana? De acuerdo con Oscar Albín, casi el 90% del total de las autopartes que se producen en México van para Estados Unidos.

En Frontier Industrial respaldamos los sectores estratégicos para la economía nacional. Por eso, ofrecemos venta de terrenos industriales dentro de nuestros parques, que se adaptan a las necesidades de los fabricantes y proveedores automotrices. Además, tenemos proyectos Build-to-Suit para desarrollar tu nave con nosotros.

Háblanos de tu proyecto