Normatividad y Legislación

Normas básicas de sana distancia en cedis

21/05/2020

Conforme la pandemia de coronavirus COVID-19 empieza a ceder en varias regiones del planeta, las industrias se preparan para la llamada “nueva normalidad” donde los lineamientos de distanciamiento social, higiene y protección en los entornos logísticos y de manufactura serán la norma.

Ante esto, autoridades laborales y regulatorias están trabajando junto con los inquilinos de espacios industriales como los centros de distribución (cedis), a fin de implementar medidas para garantizar el bienestar de trabajadores y demás actores involucrados en la cadena de valor –incluyendo las comunidades.

Aquí revisamos los lineamientos más idóneos para aplicarse en este tipo de establecimientos según Cushman & Wakefield, más un vistazo a lo que le depara al diseño, acondicionamiento y renta de naves industriales para que puedan adaptarse a la nueva dinámica productiva.

La “nueva normalidad”

Desde hace varias semanas, el Centro para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), principal autoridad sanitaria de los Estados Unidos, emitió varias recomendaciones para la prevención de contagios en entornos laborales.

Sin duda, la más conocida en el mundo es la llamada “sana distancia”, que implica la separación de al menos dos metros de distancia entre personas dentro de una misma habitación, a modo de reducir la transmisión del virus.

Además, el CDC cuenta con lineamientos actualizados de limpieza y desinfección de estaciones de trabajo.

Por su parte, el gobierno de México anunció un semáforo de tres etapas que marcarán el reinicio gradual de las actividades comerciales e industriales, mismo que se irá definiendo conforme se observe un declive en el número de contagios en las ciudades y estados más afectados.

Por otro lado, los cedis tienden a ser espacios industriales muy concurridos, y los procesos en su interior suelen estar concatenados por lo que la implementación de estas y otras normas preventivas puede ser un poco más compleja.

Con esto en cuenta, hay 3 formas básicas en que los administradores pueden abordar esta problemática, con miras al regreso de la planta laboral:

1. Horarios escalonados y estaciones separadas

Entre cada turno lo ideal sería dejar un espacio vacío entre puestos normalmente ocupados por ciertas áreas de los cedis –como las estaciones de empaque–, y limpiar y desinfectar el espacio sin usar para que lo ocupe el personal del siguiente turno.

Y para cumplir con los calendarios de producción, embarque y otros procesos de salida, lo mejor sería rolas los turnos para no sobre-ocupar los espacios.

2. Adaptar áreas y equipos de uso comunitario

De manera temporal, las áreas comunes del cedis como comedores, zonas de descanso y vestidores, así como los almacenes de equipo y suministros, deberán tener controles de flujo, además podrían requerir uso de equipo de protección personal y protocolos de sana distancia –como mesas y sillas más separadas.

Adicionalmente, si existen dispositivos para “checar” la entrada y salida del personal al inmueble se tendrán que cambiar el proceso para evitar que muchas personas los toquen, como poner disponibles guantes o material sanitizante (gel antibacterial).

3. Regular reuniones informativas 

Las reuniones informales de inicio de turno para comunicar las tareas y volúmenes asignados a los diferentes equipos del cedis deberían suspenderse temporalmente o, de ser posible, trasladarse a un lugar más amplio del almacén y aplicar medidas de sana distancia.

La huella industrial del futuro

Lograr el equilibrio entre bienestar de los trabajadores, eficiencia operativa y optimización de costos es un reto permanente para las cadenas de suministro y los administradores de cedis. Y con la situación de la pandemia de COVID-19, el desafío parece aún mayor.

Sin embargo, este escenario también plantea la posibilidad de innovar en soluciones duraderas que, por un lado, cumplan con los lineamientos de las autoridades de salud para resguardar a la población y, por el otro, no pongan en riesgo la inversión de las empresas.

Algunos ejemplos son:

  • Reuniones informativas “virtuales” utilizando equipos de audio como los que usan los guías de museos.
  • Software y sensores de reconocimiento de voz (u ópticos) para confirmar órdenes de transporte o picking sin tener que tocar las etiquetas.
  • Si no es muy costoso, la adecuación del cedis a módulos de elevación verticales y plataformas de recogida automatizadas puede ayudarle a lograr mayor eficiencia en actividades como el picking, pero antes se debe considerar el flujo completo de movimiento del stock.

En Frontier Industrial contamos con renta de naves industriales construidas con estándares de calidad Clase A y otros productos que se adaptan a las necesidades de las cadenas de logística y distribución. Háblanos de tu proyecto.

Ir al portafolio