Tendencias del Real Estate Industrial

4 claves para una cadena de suministro 'aceitada' durante la temporada alta

23/11/2021

Con las interrupciones a la cadena de suministro de los últimos años por la guerra comercial Estados Unidos-China (y el shock de los últimos meses por el COVID-19), fabricantes, proveedores, distribuidores y retailers están batallando para cerrar 2021 en las mejores condiciones, y así tener contentos a sus clientes en la temporada alta de ventas.

Ante esto, expertos en logística, almacenaje y distribución dieron sus mejores consejos al medio Supply Chain Dive para lograr cadenas de suministro resilientes y bien aceitadas, tanto en fin de año como en los siguientes meses. Aquí te presentamos 4 elementos clave.

1. Optimizar procesos de almacenaje y distribución

Para mover inventarios con mayor velocidad, las bodegas y centros de distribución (cedis) deben de aprovechar al máximo el espacio disponible, así como tener un flujo óptimo de mercancías para evitar cuellos de botella.

Sin embargo, no todos pueden ser como Amazon y tener un ejército de colaboradores y kilométricas bandas transportadoras, complementados por brazos robot para el picking y demás automatizaciones costosas.

Así, para tener bodegas más inteligentes y mover inventarios con mayor velocidad, la empresa de logística de almacén Global Industrial sugiere a centros de distribución (cedis) implementar algunas soluciones al alcance de cualquier operación:

  • Almacenamiento escalable. Diferentes tipos de estantería comercial (desde unidades modulares de plástico hasta altas estanterías de acero) permiten aumentar el espacio en anaqueles. También se pueden implementar distintos tipos de bolsas, rejas y jaulas móviles para mover y ubicar producto al interior. Y para guardar pacas completas, se pueden instalar estantes de pallets.
  • Packing ágil. Ampliar las estaciones de embalaje con todos los suministros básicos (cajas, plástico de burbuja, bolitas de poliestireno y etiquetas de envío), y equiparlas con cintas transportadoras portátiles (por gravedad o de rodillos).
  • Movimiento de carga sin esfuerzo. Además de los clásicos patines de carga hidráulicos, ya hay en el mercado estibadores eléctricos y elevadoras que facilitan cargar la mercancía a los estantes o directo a los camiones distribuidores.
  • Seguridad ante todo. Limpieza rápida de derrames en estantería y estaciones de embalaje, iluminación adecuada en áreas de carga y programación de turnos para evitar fatiga del personal, son iniciativas que toda operación de almacenaje y logística debe considerar.

2. Mapear los riesgos en la proveeduría

Además de los ajustes operativos, un elemento clave para toda empresa que quiera “aceitar” su cadena de suministro es mapear cuidadosamente a su red de proveedores e identificar vulnerabilidades actuales y futuras.

Para eso, expertos de la firma de auditoría Plante Moran sugieren responder a preguntas como:

  • ¿Cuál es el origen de los insumos más críticos?
  • ¿Qué tan vulnerables son los proveedores a cuellos de botella/interrupciones?
  • ¿Qué tan diversificada está la cadena de suministro?
  • ¿Cuán sostenible es la mano de obra propia y de los proveedores dadas las condiciones del mercado local?

Adicionalmente, es importante para las empresas pensar sistemáticamente en los procesos de comunicación, recopilación de datos y toma de decisiones alrededor de las interrupciones a la cadena de suministro. Pueden hacerse preguntas como: ¿qué criterios se toman en cuenta para garantizar decisiones de proveeduría bien fundamentadas? ¿O qué inteligencia de mercado se desarrolló para anticiparse a los pedidos de clientes y las necesidades de producción?

3. Gestionar la relación con proveedores y fomentar un “win-win”

Comprender a fondo el perfil de proveedores clave, sus puntos de dolor y la posición que ocupa el fabricante/distribuidor en relación con ellos, es clave para formar una estrategia de negociación que permita garantizar el suministro y evitar problemas de abastecimiento.

Así, los expertos de Plante Moran sugieren a las empresas ser flexibles y ofrecer apoyos a proveedores como mejores condiciones de pago o garantías contractuales en pedidos por volumen. Esto en el entendido de que así se evitarán malentendidos (como aumentos de costos y retrasos), y todos ganarán al final ya que, por un lado, el fabricante podrá tener stock disponible, y por el otro, el proveedor hará sus entregas –y será compensado– de manera oportuna.

4. Cambiar de fuente o tomar control directo del abastecimiento

Si con base en el mapeo o en la gestión de la relación con proveedores se identificaron altos riesgos para el abastecimiento, el movimiento obvio sería un cambio de fuente de suministro, aunque sin dar pasos en falso.

Así, en el caso de proveedores en componentes críticos, se debe tener ya identificada y validada esa segunda fuente de proveeduría, lista para cuando se tenga que hacer el cambio.

Otra alternativa es que las empresas integren dentro de su operación uno o varios eslabones de su cadenas de suministro. ¿Cómo?

Si las crisis de semiconductores o de contenedores de carga nos enseñaron algo es que el modelo de producción “justo a tiempo” (basado en un único país proveedor, como China) no resiste interrupciones como pandemias, y que la solución para tener una proveeduría resiliente es la diversificación.

Analistas llaman a este enfoque “China + 1”, y básicamente plantean dos opciones: 1) considerar otro proveedor asiático de bajo costo, sin mitigar el problema de las distancias; o 2) relocalizar parte de la producción al país más cercano al mercado de consumo, como en el caso Estados Unidos con el nearshoring en México.

Tomando en cuenta el segundo escenario, los fabricantes estadounidenses que decidan establecerse en nuestro país se benefician de la preferencia arancelaria que les otorga el acuerdo comercial T-MEC, así como de bajos costos laborales, infraestructura industrial óptima, y lo más importante, capacidad probada de funcionamiento en condiciones complicadas, tal y como quedó demostrado en los meses más duros de la pandemia.

En Frontier Industrial respaldamos la formación de cadenas de suministro resilientes en los sectores más importantes de la economía nacional y regional. Por eso, nuestros parques industriales en México cuentan con ubicación estratégica y productos (como venta de terrenos industriales y proyectos Build to Suit) que responden a las necesidades de las empresas globales que quieren establecerse en Norteamérica.

Háblanos de tu proyecto