Sector Industrial en México

¿Cómo va la industria de autos eléctricos en México?

22/06/2021

Considerado el futuro de la industria automotriz en el mundo, la fabricación de automóviles eléctricos (EV en inglés) es un segmento que poco a poco se abre paso con nuevas inversiones en México, ya sea con la expansión de armadoras ya instaladas, la llegada de nuevas empresas o incluso con una posible planta de producción de baterías.

En primer lugar, una compañía como JAC México –subsidiaria de la armadora china y cuya planta en Ciudad Sahagún, Hidalgo, recientemente cumplió 4 años de operaciones– pudo resistir al impacto de los cierres técnicos por la pandemia de COVID-19, mismos que provocaron “un decrecimiento de 9% en el volumen de unidades” durante todo 2020.

No obstante, esto no retrasó ninguno de los lanzamientos que tenían planeados, lo cual ayudó a aumentar su ticket promedio y que sus ventas fueran similares al año previo, señaló en entrevista con Forbes Elias Massri, presidente de JAC México.

Según datos de la empresa, en marzo de este año incrementó sus ventas en un 128% contra el mismo periodo del año anterior, consolidándose como la marca líder en ventas del segmento EV en nuestro país.

Por su parte, el director general, Isidoro Massri, consideró que México tiene lo que se necesita para seguir impulsando al segmento: “costo, infraestructura y autonomía”.

Así, el portafolio de JAC hoy en día ofrece 19 modelos, incluyendo la línea Pure Electric de camionetas, SUV’s y sedanes totalmente eléctricos.

Este impulso también se aprecia por parte de otras marcas como KIA México, compañía coreana que en 2020 –y con tan sólo 4 años de actividad– llegó al millón de unidades producidas en el país.

Así, en los próximos años aspira a alcanzar una participación de ventas del 9%, ofreciendo “movilidad sustentable e innovación para los consumidores mexicanos” con modelos como la SUV híbrida Niro.

Ampliando la cadena de suministro

En cuanto a los fabricantes de equipos y componentes, a pesar de que empresas como Nemak planean aumentar sus áreas de ensamblaje de partes para vehículos eléctricos (como carcasas para baterías), existe un rezago de estos proveedores que podría compensarse con la llegada de nuevas inversiones.

Un ejemplo es Next.e.GO Mobile, fabricante europeo independiente del segmento EV, que recientemente anunció sus intenciones de construir una planta de producción en México.

En un comunicado, la empresa alemana –conocida por su modelo de automóvil eléctrico e.GO– señaló que pretende “electrificar flotas de vehículos en todo el país” en asociación con Questum de Grupo Quimmco, consorcio industrial con sede en Monterrey, Nuevo León.

Aunado a ello, en mayo pasado la titular de la Secretaría de Economía, Tatiana Clouthier, afirmó que sostiene reuniones de trabajo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) para abordar acciones que fortalezcan la cadena de suministro del sector, entre ellas “una empresa que se instalaría para la producción de baterías”.

Según la dependencia, este proyecto busca incentivar la producción de vehículos eléctricos en México al aprovechar, por un lado, el descubrimiento de un yacimiento de litio de la empresa británica Bacanora Lithium en Sonora, así como las disposiciones en materia de contenido automotriz del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

<< 4 tendencias disruptivas de la cadena de suministro automotriz mexicana >>

Aunque aún falta mucho para detonar el segmento al nivel de países como Noruega, Suecia y Holanda –que sólo permitirán la comercialización de estos vehículos a partir de 2025–, al apostar por el desarrollo de líneas de automóviles eléctricos, producción de baterías y ampliación de las estaciones de recarga, el sector podrá transitar de forma gradual y segura hacia una movilidad más sostenible en el país.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la venta de unidades EV en México pasó de 8 mil 265 en 2016 a 24 mil 405 en 2020, es decir, tres veces más en 5 años y alcanzando una participación de mercado del 2.6%.

En Frontier Industrial contamos con un portafolio de parques industriales en México con ubicación estratégica y flexibilidad de productos –renta de naves Clase A, venta de terrenos y proyectos Build-to-Suit– que responden a las necesidades del sector automotriz y su cadena de suministro en Norteamérica. Háblanos de tu proyecto.

Ir al portafolio