Sector Industrial en México

¿Qué sectores están aprovechando las oportunidades del nearshoring en manufactura?

31/03/2022

2020 no sólo trajo una pandemia global que golpeó la economía mundial, sino que también dejó reflexiones importantes sobre la fragilidad de la cadena de valor global. Así, la manera en que los sectores de manufactura respondan a esta situación podría marcar su propio futuro y el de la región del mundo donde desarrollan sus negocios.

En este contexto, varias empresas trasnacionales han decidido mover su producción para protegerse ante interrupciones de proveeduría, así como para reducir su dependencia a zonas industriales de ultramar como Wuhan (China), lugar de origen del coronavirus SARS-CoV-2.

Y aunque ningún país es inmune a sufrir perturbaciones en su ecosistema de producción y logística, México detonó su atractivo como centro de manufactura clave en América del Norte debido a tres situaciones:

  • La entrada en vigor del renovado Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC, antes TLCAN), que dio certeza a los intercambios comerciales y ratificó la preferencia arancelaria para fabricantes establecidos en territorio mexicano.
  • Las tensiones comerciales entre China y EUA y su guerra de aranceles vigente desde 2018.
  • Las ventajas logísticas del país en términos de tiempos y costos de traslado (vía tren o carretera), comparado con los 30-40 días que toma un buque asiático en tocar costas de California.

A estos factores se suma el boom mundial del comercio electrónico derivado de las medidas de prevención de contagios y distanciamiento social, y que sigue impulsando la demanda de espacios industriales.

Todo esto se conjuga para que, según opiniones recabadas por NAIOP, Asociación de Propiedades Industriales y Comerciales de los EU, algunos fabricantes en México se atrevan a proclamar que “los beneficios de producir en Asia se acabaron, y el nearshoring (relocalización de la producción al país más cercano al mercado de consumo) es la inversión más conveniente tanto por costos como por calidad de manufactura. Sigue leyendo y explora los sectores más beneficiados.

Nearshoring y manufactura: sectores más beneficiados

La industria manufacturera en México es una de las más competitivas del mundo pues, además de ofrecer mano de obra y costos bajos, tiene tecnología y alta calidad.

Además, en las últimas décadas se ha incrementado la presencia de fabricantes de equipo original (OEM por sus siglas en inglés), que junto con sus proveedores han establecido plantas en territorio mexicano a fin de aprovechar ventajas estratégicas como: ubicación, amplia infraestructura logística y cadenas de suministro y de exportación consolidadas.

Así, los principales clústeres de la industria manufacturera que se benefician del nearshoring en México son de los siguientes sectores:

1. Automotriz y autopartes.
2. Aeroespacial.
3. Dispositivos médicos.
4. Farmacéutico.
5. Electrónica y electrodomésticos.
6. Tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Automotriz y autopartes

En los últimos 10 años, la producción y ventas de la industria automotriz mexicana aumentaron a niveles exponenciales, con un 80% de los vehículos de exportación con destino a los socios de México en el T-MEC, Estados Unidos y Canadá.

Además, nuestro país está entre los principales proveedores de partes y componentes en el mundo, es líder global en producción de camiones y vehículos especializados y, por si fuera poco, armadoras como Mercedes-Benz, Volkswagen, Audi, FCA, Hyundai, Mazda, Toyota, Kia, Nissan y Ford han instalado plantas en varias regiones del país.

Esto representa oportunidades específicas dependiendo la zona del país, siendo las más importantes:

  • Frontera norte. Cerca del 81% de la producción automotriz de exportación se concentra en 12 zonas metropolitanas del norte de México, incluyendo Tijuana, Hermosillo, Chihuahua y Monterrey.
  • Centro-Bajío-Occidente. Guanajuato, Aguascalientes, Querétaro, Jalisco, San Luís Potosí y Zacatecas concentran un alto número de OEM, así como de proveedores Tier 1 y Tier 2.
  • Puebla, Estado de México y Veracruz. El Centro-Oriente del país ha atraído a fabricantes internacionales de autopartes, elevando su participación en la cadena logística y de proveeduría del sector con corredores industriales destacados como Toluca-Lerma.

Aeroespacial

Los principales clústeres aeroespaciales en México se encuentran en Sonora, Baja California, Chihuahua, Nuevo León y Querétaro. Cada uno de ellos tiene su propia especialización, cadenas de suministro desarrolladas y fuertes vínculos con comunidades, gobiernos e instituciones académicas (la llamada “cuádruple hélice”).

Así, el ecosistema aeroespacial mexicano ha crecido año con año, lo que le ha valido recibir más de 3 mil 400 millones de dólares de inversión extranjera directa (IED) durante el periodo 1999-2020. Los países que más invierten en el sector son Estados Unidos (63.9%), Canadá (24.6%) y Francia (7.4%).

Dispositivos médicos

En México hay 8 clústeres principales de prótesis e instrumental médico y quirúrgico, el más grande ubicado en el estado de Baja California y conformado por arriba de 60 empresas.

El mercado estadounidense es el principal destino de las exportaciones de esta industria, tercera potencia exportadora a nivel mundial.

Farmacéutico

México cuenta con una de las industrias farmacéuticas más desarrolladas de la región, con más de 200 empresas incluyendo reconocidas firmas multinacionales.

Aunque los clústeres más grandes se encuentran en Ciudad de México y Jalisco, el Estado de México, Puebla y Michoacán también tienen una huella importante. Y en 2021, el estado Hidalgo firmó convenios con 6 productores de la India para impulsar un nuevo clúster de medicamentos genéricos.

Electrónica y electrodomésticos

México cuenta con 8 y 6 clústeres de fabricación de aparatos electrónicos y electrodomésticos, respectivamente, repartidos a todo lo largo y ancho del país.

Baja California, Coahuila, Nuevo León y Estado de México son los estados con mayor presencia de fabricantes de ambos sectores, que realizan exportaciones a todo el mundo.

Tecnologías de la información y la comunicación (TIC)

Con un valor de 13 mil 700 millones de dólares, México tiene el segundo sector tecnológico más grande de Latinoamérica, sólo detrás de Brasil.

En 2018, México fue el 2° exportador de dispositivos para transmisión/recepción de voz, imágenes u otros datos, incluyendo dispositivos de comunicación inalámbrica o radio (excepto celulares). Sus principales destinos de exportación fueron Estados Unidos, Hong Kong, Malasia, China e Israel.

T-MEC: impulso a las inversiones de manufactura

A la fortaleza de cada rama manufacturera y las ventajas productivas de México se suma la certidumbre del T-MEC, que refuerza la relación trilateral del anterior TLCAN y al mismo tiempo crea nuevas oportunidades de inversión con disposiciones como:

1. Acceso libre de impuestos al mercado mexicano. Al invertir en operaciones de ensamblaje y manufactura ligera, fabricantes extranjeros obtienen reducción de costos, menos trámites y previsibilidad en transacciones transfronterizas.
2. Reglas de origen. OEM y proveedores se benefician de los aumentos al valor de contenido regional de 75% en automóviles y 70% en camiones ligeros y pesados, respectivamente. Además, las disposiciones relativas al contenido laboral e investigación y desarrollo van más allá de las reglas de origen de acuerdos comerciales tradicionales.
3. Seguridad para la inversión. El T-MEC ofrece un marco jurídico transparente, predecible y propicio para las inversiones, incluyendo mecanismos para la solución de controversias.
4. Comercio de servicios. El texto del T-MEC establece que las Partes no impondrán barreras que distorsionen el intercambio transfronterizo de servicios (por ejemplo, la obligación de tener una oficina física).
5. Comercio digital. El capítulo 19 del T-MEC establece que los productos digitales transmitidos vía electrónica serán libres de impuestos, y reconoce el valor de las plataformas digitales para mejorar la disponibilidad de bienes y servicios, entre otras ventajas.
6. Protección de la propiedad intelectual. El T-MEC garantiza la transparencia y la protección de patentes e innovaciones tecnológicas mediante un marco jurídico completo.

<< Nearshoring en México: ventajas y ahorros para empresas extranjeras >>

En Frontier Industrial respaldamos las oportunidades de negocio que se generan a través del nearshoring en México y la regionalización de las cadenas de suministro. Por eso, nuestro portafolio industrial ofrece renta de naves Clase A, proyectos Build To Suit y venta de terrenos industriales dentro de nuestros parques ubicados en los corredores de manufactura más importantes del país.

Háblanos de tu proyecto