Sector Industrial en México

Inicia la reapertura del sector automotriz en México

28/05/2020

El 13 de mayo pasado, el Gobierno de México anunció el Plan de Reapertura Económica donde definió los pasos para la reactivación gradual de la vida social tras el brote de coronavirus COVID-19, con un ajuste para incluir al sector automotriz dentro de las actividades esenciales para la economía nacional.

Así, las plantas armadoras (OEM’s) y fabricantes de autopartes que atiendan los llamados “Lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral”, a partir del próximo 1 de junio podrán concluir con los cierres en curso desde inicios de abril, algunas incluso ya realizando operaciones mínimas.

En este artículo revisamos cómo se prepara esta industria clave para la recuperación económica en camino hacia la “nueva normalidad”, en un escenario donde también está en juego la continuidad de la cadena de valor automotriz en Norteamérica.

Protocolos de retorno

Para poder retomar actividades, OEM’s y proveedores entraron a un mecanismo conocido como 'Protocolo Activo de Seguridad Sanitaria' mediante el cual podrán solicitar a las autoridades su aval para reanudar operaciones.

Así, cada empresa deberá entregar una autoevaluación de seguridad sanitaria en el entorno laboral, que consta de 78 puntos y seis secciones relacionadas con temas de promoción de la salud, capacitación, equipo de protección personal, acciones administrativas, ingeniería y sistemas de gestión.

Con esto, el gobierno busca que las compañías –con apoyo de los gobiernos locales– se hagan cargo de las acciones para proteger a sus trabajadores y reducir los riesgos de nuevos brotes de contagios por COVID-19.

“La tarea de vigilancia para el cumplimiento de los protocolos de salud de la nueva normalidad corresponde al gobierno estatal y municipal”, señaló la Secretaría de Gobernación.

Por su parte, organismos sectoriales y sindicales han respaldado la postura del gobierno para una reactivación económica que sea “gradual, ordenada y cauta”, y para ello colaboran con asesoría y acompañamiento para las empresas del sector.

“Estamos conscientes que el retorno de la industria automotriz es una responsabilidad compartida entre Gobierno, empresa, cadena de proveeduría, colaboradores y sindicatos principalmente”, destacó un comunicado del Clúster Automotriz de Guanajuato (CLAUGTO).

Planes en marcha

Luego del anuncio del Gobierno, las OEM’s extranjeras dieron a conocer sus propios planes para retomar operaciones.

Para la fecha de publicación de este artículo, algunas compañías incluso ya completaron el proceso de autoevaluación y adoptaron las regulaciones establecidas por las autoridades.

Tal es el caso del complejo de producción de BMW ubicado en Logistik, parque industrial en San Luis Potosí. El fabricante alemán señaló que seguirá un “enfoque gradual y planeado” para retomar labores.

Sin embargo, no todos los estados con presencia de la industria automotriz retomarán actividades siguiendo el calendario del Plan de Reapertura pues, de acuerdo con su propio monitoreo de la evolución de la pandemia, aún existe un alto número de contagios.

Esta es la situación de Puebla –donde se ubican las plantas de Volkswagen y Audi–, cuyo gobernador Miguel Barbosa consideró que la entidad “no está lista para el reinicio de actividades de la industria automotriz el 1 de junio”, de modo que su administración creará su propio “sistema semáforo” de riesgo epidemiológico.

Reto conjunto

El 19 de mayo, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, señaló que desde mediados de abril el gobierno mexicano tuvo contacto con autoridades de Estados Unidos para la sincronización en la reapertura en las cadenas de proveeduría, principalmente en el sector automotriz.

La funcionaria destacó la importancia de México en el panorama global de esta industria, tanto por la presencia de armadoras de autos compactos de Europa, Asia y EU en territorio nacional, como por ser uno de los principales exportadores de autopartes y el primer exportador de tractocamiones en el mundo.

“¿Por qué era importante la cadena automotriz? Porque el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) entra en vigor el primero de julio y probablemente es el sector que más ajustes va a tener que hacer, tanto por el contenido regional, como el contenido laboral, que son dos características nuevas del tratado”, afirmó Márquez Colín.

Con el T-MEC en puerta, el desafío está en alinear la reapertura a las expectativas del vecino del norte, donde la proveeduría mexicana es esencial para la fabricación de sus propias unidades, además de que es el principal mercado de automóviles terminados en todo el continente.

En ese sentido, las propias OEM’s han puesto en marcha sus propios planes de acción para ajustarse a los requisitos de contenido regional, y otras incluso desde su instalación previeron una integración más profunda. Por ejemplo, la planta de BMW en Logistik tiene un diseño modular para poder ampliar las áreas de producción.

Frontier Industrial respaldamos a las industrias estratégicas para el crecimiento del país. Por eso, nuestro parque industrial en San Luis Potosí y otras ubicaciones en el norte y centro de México ofrecen los mejores servicios e infraestructura a las empresas del sector automotriz. Conoce nuestra oferta.

Ir al portafolio