Economía en México

Estado de la relación México-Japón en el sector manufacturero

24/01/2020

Este 2020, México y Japón reafirman sus lazos económicos al llegar el decimoquinto aniversario de la firma del Acuerdo de Asociación Económica (AAE) entre ambos países.

Y es que, tan solo en 2018, el comercio bilateral ascendió a 22 mil 60 millones de dólares, lo que representó más del siete por ciento de las exportaciones y un 2.3% de las importaciones mexicanas. Con estas cifras, la nación oriental se ubica como 4º socio comercial de México en el mundo y 2º en el continente asiático.

Aunado a ello, factores como la puesta en marcha hace un año del TIPAT (Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, junto con otros 9 países), sumada a la gran cantidad de marcas japonesas (Nissan, Sony, Mazda) ya consolidadas, y la cooperación constante para mejorar el ambiente de negocios, hacen que la relación bilateral luzca más fuerte que nunca.

Conoce a continuación algunas de las características que hacen muy atractivo a nuestro país para los inversionistas de Japón, particularmente en el sector de manufactura.

Ventajas estructurales

Entrevistado por Prodensa, el experto en negocios Nori Kawamura destacó tres claras ventajas que ofrece México para el establecimiento de empresas japonesas:

1. Calidad de vida

Los diferentes niveles del Gobierno mexicano facilitan la adaptación a expatriados nipones y sus familias, al punto de que existen 3 ciudades (Irapuato, Aguascalientes y Ciudad de México) que hoy cuentan con escuelas de tiempo completo donde se enseña el idioma japonés.

Asimismo, la cercanía en los ámbitos político, educativo, cultural y científico hacen que se sientan bienvenidos.

2. Fuerza laboral y costos de producción

Aun con cierta caída en el bono demográfico de México (según Inegi, el grupo de jóvenes de 15 a 29 años descendió de 28.5%, en el 2000, a 24.6% en 2018), Kawamura consideró que a la fuerza laboral mexicana todavía le quedan varias décadas de productividad, comparado con lo que hasta hace poco solían ofrecer países como Tailandia.

Adicionalmente, el gasto directo en mano de obra y los costos unitarios en energía son los más bajos de Norteamérica, facilitando así el establecimiento de grandes plantas de manufactura automatizada.

<< ¿Por qué considerar el nearshoring en México? >>

3. Especialización y competitividad

Finalmente, el especialista en manufactura japonesa resaltó la importancia de México como punto estratégico para la expansión de estos fabricantes hacia los mercados de Estados Unidos y Latinoamérica. Esto a través de políticas como el fomento a la inversión extranjera, la creación de clústeres industriales y la especialización por región. 

Como ejemplos, Kawamura destacó la presencia de compañías japonesas de autopartes establecidas en Monterrey (que fabrican y exportan a los EU), así como la vocación farmacéutica y aeroespacial de la región noroeste, o la fortaleza automotriz en la zona Centro-Bajío. 

A su vez, este intercambio ha fomentado la llegada de componentes e insumos de alta calidad –maquinaria, partes automotrices, semiconductores e insumos químicos– que “utilizan nuestras industrias para la elaboración de productos manufacturados finales (...)”, afirmó la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez.

Frontier-exportaciones-japonesas-a-mexico

Fuente: OEC.

Bajo estas condiciones, las inversiones japonesas en territorio mexicano se han desarrollado a tal grado que actualmente aquí operan mil 200 empresas de la nación asiática, comparado con apenas 310 que había en 2014.

En Frontier Industrial te brindamos la mejor asesoría para instalar tu planta o subsidiaria en México, con seguimiento personalizado y facilitación de trámites y permisos. Nuestro portafolio de renta de naves industriales está desarrollado bajo estándares de construcción Clase A, y se ubica en los corredores logísticos y de manufactura más importantes del país.

Ir al portafolio