Tendencias del Real Estate Industrial

¿Cómo será la cadena de suministro post COVID-19? Aprendizajes y soluciones (primera parte)

12/01/2021

Ante el impacto a la cadena de valor global por la crisis del coronavirus en 2020, sumada a la guerra comercial Estados Unidos-China de los últimos años, fabricantes de todo el mundo se han visto forzados a reevaluar sus esquemas de producción si es que quieren sobrevivir a las fluctuaciones en la oferta y la demanda que se prevén en el corto y mediano plazo.

Por ello, Willy C. Shih, catedrático de la Escuela de Negocios de Harvard, miembro del consejo directivo de varias empresas y experto en prácticas gerenciales, identificó algunos elementos clave para forjar cadenas de suministro fuertes sin sacrificar competitividad.

En esta primera de dos partes revisamos los principales aprendizajes que dejó la pandemia, así como algunas herramientas para el análisis de riesgos y vulnerabilidades a corregir en la cadena de proveeduría, incluyendo estrategias como el nearshoring en México.

Cadena de suministro: lecciones del COVID-19

A medida que la economía global se cerró y se implementaron restricciones al transporte y comercio internacional, sectores esenciales para combatir la pandemia (como la industria farmacéutica y de suministros médicos) expusieron los eslabones débiles en su cadena de proveeduría.

Del mismo modo, resulta complicado para una empresa contar con las capacidades suficientes para producir todo por sí misma, sobre todo al considerar el nivel de especialización tecnológica que requieren algunos insumos como, por ejemplo, los microprocesadores que controlan el motor, la dirección y otros sistemas electrónicos en un automóvil.

Así, la primera lección para los fabricantes tras la pandemia es dejar de depender de un proveedor único, en especial si dicha compañía produce sus componentes en una sola planta u obtiene sus materiales de un único país o región.

Desde luego, la respuesta obvia a este escenario sería diversificar las fuentes de suministro, aunque no siempre es tan sencillo. Como ejemplo, el autor del artículo cita el proceso de refinamiento de neodimio para los imanes que utilizan los AirPods y los motores de vehículos eléctricos, y que en su gran mayoría se realiza en China.

Relacionado con ello está la urgencia de reducir la dependencia de importaciones chinas, donde será más fácil encontrar fuentes alternativas para algunos productos que para otros. Por ejemplo, no hay comparación entre el acceso a materiales para muebles (madera), ropa (telas) o enseres domésticos (plásticos), con componentes de maquinaria sofisticada como son placas de circuito de interconexión de alta densidad, pantallas electrónicas o piezas fundidas de precisión.

3 consejos para prevenir riesgos y vulnerabilidades en la cadena de suministro

Para protegerse a sí mismas ante futuras interrupciones, las empresas pueden realizar las siguientes acciones para empezar a recuperar fortaleza en su cadena de suministro:

1. Mapear en toda su extensión y a profundidad la red de suministro para identificar fuentes directas e indirectas.

Implica realizar una investigación exhaustiva y más allá de los niveles Tier 1 y Tier 2 de proveeduría, incluidas instalaciones de distribución y centros de transporte.

Dado que esto lleva tiempo y es costoso, las empresas usualmente se enfocan en proveedores de alto volumen, pero hay que tener en cuenta que una interrupción significativa e imprevista puede ser mucho más costosa.

2. Determinar la rapidez con que los proveedores clave podrían recuperarse de una interrupción (o ser reemplazados por una alternativa).

Del proceso de mapeo se obtendrá una categorización de proveedores como de bajo, medio o alto riesgo, que permitirá implementar métricas de impacto en los ingresos si se pierde una determinada fuente de suministro estratégica.

Esto se logra midiendo el tiempo que tardará un proveedor en recuperarse de una interrupción, así como el periodo que la fábrica puede continuar produciendo con su stock disponible, o la rapidez para reemplazar con fuentes alternativas si la escasez se prolonga.

3. Abordar las vulnerabilidades diversificando sus sitios de producción o almacenando materiales esenciales.

Una vez realizado el mapeo y la categorización de proveedores, las compañías pueden considerar una diversificación, ya sea con nuevas fuentes o con la construcción de infraestructura subsidiaria en un país o región diferente.

En este escenario, una estrategia como el nearshoring (trasladar la producción al país más cercano al consumidor) ofrece mayores ventajas, especialmente en términos de infraestructura logística, lazos culturales y acceso a fuerza laboral calificada. Para Norteamérica, el nearshoring en México es la mejor opción para fabricantes estadounidenses y compañías extranjeras que quieran servir este mercado.

<< Logística, nearshoring y demanda global de espacios industriales >>

Adicionalmente, y si no hay fuentes alternativas inmediatamente disponibles, la empresa puede definir un stock de seguridad, es decir, existencias adicionales en partes específicas de la cadena de valor que cubran una posible interrupción, tomando en cuenta obsolescencias y flujos de caja.

En el siguiente artículo revisaremos otras soluciones que podrían cambiar el panorama de proveeduría, ahora desde la innovación tecnológica y la digitalización.

En Frontier Industrial estamos atentos al cambiante clima de negocios global. Por eso, ofrecemos renta de naves Clase A, proyectos Build To Suit y venta de terrenos industriales dentro de nuestros parques ubicados en los corredores logísticos y de manufactura más importantes de México.

Háblanos de tu proyecto