Sector Industrial en México

Dinamizan e-commerce y COVID-19 al mercado industrial: expertos

11/08/2020

Es un hecho que durante casi todo 2020, la crisis sanitaria por la COVID-19 y sus efectos en las industrias –en particular, la disminución de la actividad manufacturera global– han significado grandes retos para la renta de naves industriales y otros esquemas de comercialización en el mercado de inmobiliario industrial en México.

No obstante, ante las medidas de prevención de contagios y las necesidades de la población en cuarentena, la demanda de espacios de logística y distribución se aceleró debido al incremento de cuatro veces el volumen de productos que maneja el comercio electrónico a través de retailers digitales, supermercados y empresas de consumo.

Ante esto, Patricio Domínguez, director para el sector industrial en México de Newmark Knight Frank (NKF), prevé que la renta de naves industriales tendrá un impulso en logística secundaria en 2020 y 2021, por la creación de centros de distribución para entregas de última milla (el punto más cercano al usuario final).

Adicionalmente, se dio a conocer que firmas como Amazon, Kimberly Clark y la productora de envases Owen Illinois recientemente ocuparon nuevos espacios (en Ciudad de México, Monterrey y Querétaro, respectivamente) a fin de cubrir alzas en pedidos online y uso de bodegas de almacenamiento.

“Antes de la pandemia, (el e-commerce) representaba 3.1% de las ventas en el país y anticipamos que va a incrementar entre 20 y 30% en dos o tres años, comentó a El Financiero David O’Donnell, CEO de O’Donnell México.

Nearshoring y T-MEC: factores de peso

Un par de tendencias adicionales que influenciarán la demanda de naves y terrenos industriales (al menos en manufactura y logística, coincide la mayoría los expertos) son, por un lado, la interrupción de la cadena de suministro mundial –y la consecuente reubicación de la producción vía nearshoring–, y por el otro, el arranque del tratado comercial T-MEC con Estados Unidos y Canadá.

Respecto al primer tema, una encuesta de abril pasado levantada por Thomas Insights destacó que más de dos terceras partes de los fabricantes estadounidenses “muy probablemente” traerán de vuelta su producción y suministro a la región (nearshoring) desde fuentes de ultramar (offshoring).

Así, y dados los dramáticos efectos que tuvo en sectores críticos como el farmacéutico (por la escasez de insumos activos de China), el nearshoring en México hace sentido como forma de reforzar su capacidad de respuesta al estar más cerca del mercado de consumo.

A esto se suma el aumento al porcentaje de contenido regional plasmado en el T-MEC, y que representan un gran incentivo para que proveedores de industrias como la automotriz, telecomunicaciones y de electrónicos busquen instalar plantas o filiales en territorio mexicano, y así aprovechar la preferencia arancelaria.

Con todos estos factores en cuenta, CBRE México estima que el mercado industrial podría cerrar el año en el mismo nivel de demanda que en 2019 (un total de 3.6 millones de metros cuadrados), con todo y que el golpe económico por la pandemia podría ser de hasta del 9.6% del producto interno bruto, según analistas de Citibanamex.

En Frontier Industrial sabemos que Mexico aprovechará las grandes oportunidades que se generarán a través del nearshoring y el boom del e-commerce mundial. Y nuestro portafolio industrial se encuentra listo con la renta de naves industriales clase A y proyectos Build to Suit dentro de los corredores logísticos mas importantes del país. Conócelo.

Ir al portafolio