Tendencias del Real Estate Industrial

6 consejos para administrar tu inmueble durante la contingencia

14/04/2020

Es un hecho que el brote del nuevo coronavirus COVID-19 tomó por sorpresa a todo el mundo. Sin embargo, en el mundo de los negocios, los dueños de plantas, almacenes, maquiladoras y demás inmuebles industriales debieron superar el estado de shock para rápidamente adaptar sus operaciones a este evento disruptivo.

Así, tanto los que son propietarios como quienes participan en la renta de naves industriales hoy requieren de todas aquellas estrategias que les permitan seguir en funcionamiento sin poner en riesgo a sus empleados, proveedores y clientes.

En este artículo te compartimos algunas tácticas a implementar durante la pandemia, así como posibles escenarios a futuro en administración de inmuebles con base en la experiencia práctica de los expertos de CBRE.

 

Planificación de escenarios

En tiempos inciertos como los del COVID-19, la toma de decisiones dentro de la gestión de instalaciones industriales es fundamental, por lo que las y los administradores de estos inmuebles deberán implementar un plan de contingencia que comprenda escenarios de prevención y de movilización de la organización conforme se desarrolle el curso de la pandemia.

Según CBRE, debes considerar factores como activos (ya sean insumos, equipos o fuerza laboral), costos, cadena de suministro e infraestructura.

Así, estos serían los 6 elementos básicos de este plan:

1. Gestión de entradas

Para evitar el contagio, lo mejor es que todos aquellos casos sospechosos de COVID-19 estén alejados de tu inmueble. Por eso, pega carteles informativos para concientizar a trabajadores y visitantes sobre la importancia de quedarse en casa si se sienten enfermos. O si tu presupuesto te lo permite, instala puntos de medición o escáneres de temperatura para detectar posibles portadores.

2. Manejo de crisis

Para anticiparse al probable escenario de que una persona en alguna de tus ubicaciones sea confirmada como paciente positivo de coronavirus, redacta un marco de contingencia junto con tu equipo legal, de recursos humanos, administradores y socios, donde se establezcan acciones específicas.

Algunas preguntas a responder por este programa serían:

  • ¿Se programará un cierre de la instalación? ¿Cómo funcionará?
  • ¿Existe algún área de aislamiento temporal donde ubicar al individuo?
  • ¿Se destinará un transporte especial para llevarlo a casa o al hospital?
  • ¿Hay suficiente equipo de protección personal para quienes realicen estas tareas?
  • ¿Se rastreó a todas las personas con las que tuvo contacto?

Comparte esta información con tus gerentes de sitio, staff y proveedores para que sepan lo que le toca hacer a cada quien en este escenario.

3. Limpieza 

Dado que un virus puede permanecer más de 3 días en superficies, un aumento estratégico en la frecuencia y la intensidad de la limpieza –particularmente en áreas comunes– deberá ser la norma de ahora en adelante.

4. Proveedores e insumos 

Los proveedores son socios clave para cualquier compañía, especialmente en tiempos de contingencia. Negocia con ellos la continuidad de los insumos más esenciales que utilices en tus ubicaciones, y proyecten juntos posibles escenarios de mayores interrupciones o cierres parciales en las próximas semanas.

Asimismo, en la medida de lo posible apóyalos a retener a su personal y mantener su capacidad. La calidad de tu operación, y sobre todo, de tu relación con ellos, te lo agradecerá.

5. Espacios, aire y energía

Además de las entradas, deberás analizar y monitorear constantemente el movimiento de personal dentro de tus instalaciones, tanto para respetar el distanciamiento social como para diseñar futuros criterios de distribución de espacios.

En cuanto a los lineamientos sobre recirculación y mezcla de aire para prevenir infecciones –recomendados por los CDC de los Estados Unidos y otros organismos de sanidad–, verifica que tus sistemas de ventilación, temperatura y limpieza del aire (HVAC en inglés) estén en óptimas condiciones. Considera también los gastos de energía adicionales.

En caso de ser inquilino de nave industrial, habla con tu proveedor para hacer las adecuaciones necesarias.

6. Reacondicionamiento y reapertura

Con la ralentización de la demanda –y por consiguiente, en la producción–, las compañías de ciertos sectores pueden aprovechar su tiempo disponible para ocuparse de proyectos especiales, reparaciones y mejoras en equipo e instalaciones que son difíciles de realizar en condiciones normales, y así estar preparadas para cuando puedan retomar operaciones a un ritmo convencional.

<< 5 tendencias de manufactura inteligente para el 2020 y más allá >>

 

La nueva normalidad

Definitivamente, sobrellevar la crisis del COVID-19 será un reto para cualquier industria, pero también representa una oportunidad para generar procesos y protocolos más eficientes en la gestión de inmuebles.

Así, CBRE propone 3 aspectos básicos que dueños, inquilinos y administradores deben considerar en el futuro:

1. Operacionales. Realiza inspecciones y pruebas de aquellos sistemas críticos, a fin de generar condiciones óptimas de seguridad cuando vuelvas a tener una ocupación al 100 por ciento de tu instalación.

2. Servicios. Programa en un calendario la incorporación gradual de tus proveedores de limpieza, alimentos, conserjería, vigilancia y mantenimiento hasta llegar a niveles de operación completa.

3. Clarificación. Difunde las medidas que se implementaron durante la contingencia, así como los protocolos que se seguirán aplicando en cuestiones de sanidad e higiene.

En resumen, y siguiendo a Bob Hess, vicepresidente de Newmark Knight Frank, implementar planes de continuidad facilitará la comunicación y la transparencia de funciones en tu organización, desde recursos humanos hasta operaciones.

“Todas las crisis, desde los disturbios políticos, las guerras comerciales, los ciberataques, los terremotos, los tsunamis y las pandemias, deberían servir de recordatorio para el liderazgo empresarial: los planes que se hagan hoy deben tener en cuenta lo que podría suceder en el futuro”, puntualizó.

En Frontier Industrial ofrecemos renta de naves industriales dentro de nuestros parques ubicados en los corredores logísticos más importantes del país, con infraestructura exclusiva, estándares Clase A de construcción y la posibilidad de desarrollar proyectos Build To Suit. Conócelo.

Ir al portafolio