Economía en México

Ante COVID-19, ¿perderá China la supremacía en manufactura con México?

5/03/2020

Si la guerra de aranceles con los Estados Unidos fue un “gancho al hígado” de la manufactura china, el brote del nuevo coronavirus (enfermedad COVID-19) ha sido el knock-out que tiene “en la lona” al gigante asiático, y para México representa la oportunidad de pelear por el título de campeón mundial del sector industrial.

En este artículo revisamos las razones por las cuales nuestro país podría convertirse en el destino de inversión #1 para el desarrollo de subsidiarias y filiales extranjeras, tomando en cuenta tanto factores político-económicos como la fortaleza de su infraestructura logística, particularmente la disponible en los parques industriales en México.

 

Capitales en fuga

Como ya vimos en este blog, China hoy vive un éxodo de manufactureras en busca de mejores condiciones para su producción, en parte por las alzas de costos laborales y el endurecimiento de la regulación a la participación extranjera en el país asiático, pero en mayor medida por la guerra comercial entre Washington y Pekín.

Sin embargo, la emergencia sanitaria por el COVID-19 surgida en la provincia de Hubei (importante hub chino de comercio e industria que implementó, sin éxito, varias medidas para evitar la propagación del virus, como poner a 60 millones de trabajadores en cuarentena) hoy tiene al punto del colapso a la cadena de proveeduría del país asiático.

En particular, las compañías navieras y de logística reportaron ceses de actividad por encima del promedio nacional, señaló un analista de China Beige Book.

 

“En los próximos meses, los efectos de esta severa interrupción se sentirán fuertemente en las cadenas mundiales de suministro de autopartes, electrónica y farmacéutica, afirmó el experto a la revista Barron’s.

 

¿Y qué hicieron las empresas para cubrir estos huecos en su manufactura? Según el experto de Forbes, Kenneth Rapoza, desde hace unos años pusieron la mira en mercados con menores costos de producción… y México es uno de los que más llama su atención.

 

El socio al sur de la frontera

En este espacio ya habíamos platicado sobre las razones para considerar el nearshoring en México, y consideramos las ventajas geográficas y competitivas de la industria y mano de obra nacionales.

Sin embargo, algo con lo que ni los más optimistas contaban es que el panorama político-económico se alineara de tal manera que, de acuerdo con una encuesta de la firma legal Foley, dos terceras partes de 160 directivos estadounidenses señalaron su intención de mover una parte de su producción al sur de la frontera en los próximos 5 años

Los encuestados son ejecutivos de compañías manufactureras, automotrices y tecnológicas, quienes vieron la aprobación del nuevo Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) como una buena señal para recuperar la confianza en el socio fronterizo.

Los analistas de Foley atribuyen esto a la percepción de estabilidad que proyecta el país que gobierna Andrés Manuel López Obrador, quien por su parte está interesado en permitir la entrada a estos capitales para darle un impulso a la economía, que cayó en recesión durante el último año.

A esto se agrega el interés de Donald Trump porque esto suceda, ya que el actual mandatario puede usarlo como argumento relacionado con el tema migratorio para su campaña a la reelección (al considerar que, si México prospera, menos mexicanos y centroamericanos migrarían al norte).

Desde el punto de vista de la conveniencia de la inversión, los ejecutivos consideraron tanto el nivel de especialización (para fabricar desde microchips hasta motores de avión) como la cercanía con proveedores (un cargamento a Nueva York tarda 5 días, comparado con 40 desde Shanghái), como dos ventajas notables.

A esto se suma un mercado industrial en fases de expansión y maduración en varias regiones de México, con un aumento anual del 5% en el inventario para cerrar con un 5.4% de tasa de vacancia a nivel nacional, según datos de CBRE.

 

Todo lo anterior explicaría porque un 80% de los representantes de empresas que trasladarán su operación a México han dicho que están acelerando el proceso para establecerse en menos de dos años.

 

Aunque la emergencia por la propagación del COVID-19 no ha terminado, el panorama de negocios en México se encuentra ante una oportunidad única, y la clave para los inversionistas será encontrar a los socios ideales que les ayuden a aprovecharla.

En Frontier Industrial apoyamos los procesos de expansión de nuestros clientes. Nuestro portafolio de parques industriales en México tiene presencia en los principales corredores logísticos del país, la infraestructura y los servicios necesarios, así como desarrollo de proyectos a la medida. Conócelo.

Ir al portafolio