Tendencias del Real Estate Industrial

Economía circular y manufactura sustentable: nuevo paradigma industrial

31/08/2021

El modelo lineal de producción que consiste en "tomar-fabricar-desechar" ya no es viable en el mundo actual. Por ello surgió la economía circular, un sistema económico donde los productos y materiales se mantienen en circulación el mayor tiempo posible.

Esta filosofía consiste en diseñar cosas más duraderas, reciclables y reutilizables, dándole prioridad a la eco-eficiencia y al desarrollo sostenible. La tendencia viene gestándose desde hace años, pero tomó fuerza durante la pandemia de COVID-19 cuando las cadenas de suministro basadas en la economía lineal sufrieron interrupciones significativas.

Además, la pandemia no solo deterioró al sector salud y económico, también tuvo daños colaterales como el desecho de artículos fabricados con plásticos de un solo uso: guantes, uniformes protectores, mascarillas y más productos que han inundado calles, vertederos y mares.

A la luz de esta situación, los mercados emergentes como México y otros países latinoamericanos deben buscar un crecimiento económico sostenible, empezando por adoptar un modelo de manufactura sustentable y amigable con el ambiente. Y los pioneros han demostrado que el ‘reduce, reutiliza y recicla’ no está peleado con el bienestar empresarial.

“Muchos siguen incrédulos ante la gran oportunidad que representa que tu negocio sea una 'empresa verde', pero con tan sólo revisar algunas tendencias en el mercado, la imagen se va volviendo cada vez más clara y la apuesta más segura”, opina sobre el tema el presidente de la Asociación de la Industria Maquiladora de Exportación, Pedro Montejo Peterson.

¿La rentabilidad es compatible con el cuidado del ambiente? Sí es posible y estas son algunas maneras de sumarse a la economía circular y la manufactura sustentable:

Construir naves y espacios industriales sustentables

Durante el año 2020, el comercio electrónico y el nearshoring tuvieron un crecimiento sin precedentes en México. Este auge hizo evidente la necesidad de incrementar los metros cuadrados construidos para dichos sectores.

Sin embargo, hay que señalar que el sector industrial es el segundo que más contribuye al consumo energético en México, según el Balance Nacional de Energía publicado por la SENER. Así que para continuar fomentando el e-commerce y la expansión de las empresas extranjeras que tienen cercanía con nuestro país, es importante reducir su impacto medioambiental.

Una forma de hacerlo es construyendo espacios, naves y parques industriales en México que reduzcan el consumo de energía y, por lo tanto, las emisiones de CO2. Esto abarca desde diseñar lugares con aislante térmico y sistemas de iluminación de bajo consumo energético, hasta aprovechar las grandes extensiones de terreno para implementar paneles fotovoltaicos.

Sobre este asunto, la certificación LEED es la más popular entre los edificios y parques industriales que se preocupan por tener un diseño, construcción y operación “verdes”.

<< Conoce más aquí sobre la certificación LEED y otros criterios de construcción sustentable >>

Reciclar y reutilizar recursos

Tomemos como ejemplo la industria textil. Cada año se utilizan casi 100 mil millones de metros cúbicos de agua para producir ropa con fibras sintéticas, lo cual representa casi 4% de la extracción mundial de agua dulce. Al mismo tiempo, la gente tira ropa que aún puede usarse y que tiene un valor estimado de $460 mil millones anuales, de acuerdo con el World Resources Institute.

Como esta, muchas otras industrias pueden involucrarse en recolectar y reciclar material usado para crear nuevos artículos, ayudando a reducir el consumo de recursos naturales y recortando sus gastos.

Crear más y mejores trabajos

Estamos viviendo una época de avances tecnológicos que benefician a las empresas, pero disminuyen las plazas de trabajo.

No podemos negar que las máquinas y la tecnología están desplazando al trabajo humano en muchas industrias, pero adoptar un modelo de negocio circular podría generar nuevas fuentes de trabajo, por ejemplo, en reciclaje, en servicios de reparación y en renta de recursos compartibles; incluso en iniciativas que utilizan materiales secundarios de forma innovadora.

Aún queda un largo camino por recorrer, pero existen muchas otras formas de trabajar por una cadena de suministro más sostenible, eficiente e innovadora. Es el momento ideal para explorar soluciones que retribuyan la naturaleza y la sociedad.

En Frontier Industrial seguimos las mejores prácticas del sector inmobiliario industrial. Por eso, en nuestros parques industriales en México cumplimos con los más altos estándares de construcción sustentable, y además apoyamos a nuestros inquilinos para la obtención de certificaciones verdes y eficiencias operativas que les permitan alcanzar sus metas de negocio desde un enfoque socialmente responsable.

Conoce Frontier

Háblanos de tu proyecto

Foto de portada: Shutterstock (con licencia).